El más valioso fruto de la gracia de la fe es mirar a la creación con los ojos del Creador y acercarse a las criaturas con amor. Esto eleva la vida del siervo al más alto nivel y le hace entrar en el mundo de la misericordia y del amor. Es entonces cuando el creyente puede esparcir misericordia por toda la creación. La misericordia es un fuego que nunca se extingue en el corazón del Musulmán. En este mundo es uno de los rasgos más excelsos del ser humano a través del cual llegamos a la unión con nuestro Señor. El creyente está siempre luchando en primera línea para conseguir que la paz reine en los corazones de sus hermanos.

Información del libro

ISBN978-9944-83-124-6
EditorialErkam
Fecha2009
IdiomaEspañol
LEE - DESCARGA (PDF)