Los Pecados Externos Resultan Desagradables, Mientras Que Los Internos Pasan Desapercibidos