2 Septiembre 2020

El Mensajero de Allah (s.a.s) dijo:

“Los corazones se oxidan igual que el hierro.” Los Compañeros le preguntaron:

“¿Cuál es el remedio para eso, oh Mensajero de Allah?”

“Recidad el Libro de Allah y recordadle mucho.” (Ali Al-Muttaki, II, 241)