19 junio 2020

‘Abdulqadir Gaylani dio el siguiente consejo: “¡Oh hijo! El taqwah es esencial. Haz un gran esfuerzo para alcanzarlo de manera que tu nafs se libre de la hostilidad interna y de sus malas tendencias, y se vuelva hacia el bien. ¡Oh hijo! Cuando recojas bienes mundanos, no seas como el que recoge leña por la noche, sin ver lo que coge. Tómate la molestia de averiguar si esos bienes son lícitos o ilícitos, legítimos o ilegales, y sigue el tawhid y el taqwah en cada circunstancia.”