17 Septiembre 2020

Es precisamente gracias al fervor de la fe como los Profetas, los santos y los rectos han llegado a ser, a lo largo de la historia, ejemplos y manifestaciones de virtud.