11 Agosto 2020

La fe no puede ser vivida a través de la seca teoría, sino más bien a través de las verdades sentidas y percibidas, bordadas sobre el corazón y reflejadas en el comportamiento.